La Dra. Celeste Liendo llega a su primer año de gestión.

  • mi1mi2mi3mi7mi4mi15mi8mi9mi10mi11mi12mi13mi14mi16mi17

    La Dra. Celeste Liendo llega a su primer año de gestión.

     

    Con motivo de la celebración del primer año de gestión de la Superintendenta de la Actividad Aseguradora, Celeste Liendo Liendo, y coincidiendo con el día del amor y la amistad, este viernes 14 de febrero se realizó una misa de acción de gracias en el salón César Rengifo. Como ya nos tienen muy bien acostumbrados, este acto litúrgico, estuvo a cargo del carismático y simpático párroco de la iglesia san Sebastián de Maiquetía, Reverendo Padre, José Martin Vegas.

    Dando apertura a esta actividad, la Superintendenta inició dedicando unas palabras emotivas a todos los presentes. Allí indicó que: “un primer año arduo gracias a todo el equipo de directores y coordinadores que me han acompañado, a  todos los funcionarios de la superintendencia, que han sido perseverantes. No ha sido fácil, pero gracias a Dios, con el esfuerzo de los directivos; y el espíritu de humildad y sencillez que nos caracteriza como equipo de trabajo, hemos querido brindar ayudar a todos y cada uno de los trabajadores. Ese ha sido nuestro lema, servir a nuestros trabajadores y ayudar a otras instituciones.”

    Posteriormente, la trabajadora de la Oficina de Gestión Humana, Yousi Jaramillo, ofreció unas palabras, en las que indicó que la misa de acción de gracias es para encontrarnos y rencontrarnos en el amor y  el perdón: “es para avivar la llama de la esperanza en nuestros corazones. Es para reconocer nuestros errores, entendiendo y aceptando que, como hijos de Dios, tenemos el permiso de equivocarnos. Una misa de acción de gracias es para dar gracias a Dios por la vida, la familia, por  los amigos, y por tener un trabajo que nos invita a construir, a soñar y dar lo mejor de nosotros mismos”.

    Seguidamente, y durante un acto litúrgico marcado por el alegre estilo del Padre Vegas, la feligresía se reencontró entre el gozo y las risas, pero también entre reflexión e introspección. El tema de la homilía fue el amor, en este sentido algunas de las palabras ofrecidas por el Padre fueron: 

    “El amor le da sentido a la acción. El amor es algo más complejo que los apegos, tiene algo de emociones, pero el amor no es solo emoción. Donde está el núcleo del amor, es una decisión personal, ahí está el amor, el amor no está solamente cuando digo que amo, sino cuando decido voluntariamente a amar y me entrego amar. Entonces si puede perdurar a pesar de las circunstancias y las decisiones”.

    Con este hermoso acto, la Dra. Liendo demuestra una vez más que si bien puede haber espacio para la celebración, y un año de trabajo es motivo para ello; esto no quiere decir que podamos detenernos en nuestra misión. Al contrario, debemos tomar impulsos y seguir avanzando en pro de nuestras metas e intenciones, las cuales nunca deben mantenerse en el espacio restringido de nuestros propios anhelos egoístas, sino que deben trascender al bien colectivo, al trabajo por y para los otros; encarnando aquella frase célebre de San Ignacio de Loyola: “En todo amar y servir, para mayor Gloria de Dios”.  

    NS/PrensaSudeaseg
    ED/Fotógrafo