El esfuerzo constante que brinda la satisfacción de cumplir

  • El esfuerzo constante que brinda la satisfacción de cumplir

    El esfuerzo constante que brinda la satisfacción de cumplir

    Hay una tendencia a maximizar las celebraciones de aniversario en cuenta de lustros. Como si la vida transcurriera por tiempos empaquetados, vemos con mucha pompa los 5, 10, 25, 50 años; como si la lucha, constancia y perseverancia no fuese algo de año en año y de día en día. Y es así como la SUDEASEG se quiere ver a sí misma y proyectarse ante los demás. Como una institución humilde, del día a día, que va construyendo logros paso a paso pero de forma segura. Este es el mismo espíritu de sus trabajadores, incansables y con la experiencia de los que fueron allanando los caminos de los que vendrán, porque más allá, adelante, siempre está el norte de continuar, luego de 62 pasos fuertes y constantes.

    Y es que, ciertamente, son los trabajadores quienes han hecho que estos 62 años de trayectoria marquen tiempo de marcha, el antes y después de todo reto que ha construido la vida de la SUDEASEG. Los mismos que se preparan y apuestan al crecimiento del sector asegurador. Se trata del esfuerzo, las múltiples anécdotas, la historia de nuestro país, acompañada en la conformación de su democracia, y el fortalecimiento de los sectores financieros, los que constituyen a esta  Superintendencia de la Actividad Aseguradora: Un conjunto de rostros inolvidables, momentos angustiantes y gratificantes, los que han hecho una institución robusta.

    En este sentido, nuestra actual Superintendenta, la Dra. Celeste Josefina Liendo Liendo, ha procurado realizar un trabajo significativo, marcado por las mejoras en las condiciones de trabajo, las instalaciones y beneficios de quienes integran esta Superintendencia. Es importante destacar el acento que se le ha dado a la capacitación, como protagonista del progreso y desarrollo; porque es la preparación constante, académica, intelectual, emocional e interpersonal; la que nos permite no sólo el logro de metas sociales, institucionales y profesionales; sino también de nuestros intereses y metas propias.

    Cada trabajador de la SUDEASEG se afianza en una elevada vocación del deber y del servicio, que se manifiesta en cada servidor público, cumpliendo a cabalidad las condiciones jurídicas, actuariales y financieras, cuyas normativas rigen la actividad y el mercado financiero asegurador.

    Es así, con un trabajo que no termina, continúan los retos asumidos con gallardía por la Dra. Liendo y su personal directivo, quienes se enorgullecen de cada uno de los profesionales que conforman esta noble institución, dando un espacio para la celebración de esta juventud prolongada y activa que marcan las 62 primaveras.

    Con mucho orgullo, volviendo la mirada hacia aquellos que nos heredaron este legado de eficiencia, fortaleza y templanza, aprovechamos la celebración para que nuestro personal jubilado exprese el sentir de esta hermosa experiencia que ellos mismos han ayudado a construir, permitiéndose reconocer su vida junto a la de nuestra institución: “Superintendencia de Seguros”, que hoy renace con su nombre actual: “Superintendencia de la Actividad Aseguradora”:

    Lilia Márquez (jubilada – 32 años de servicio –Dirección de Actuarial):   “Feliz cumpleaños a mi querida institución, mi escuela, mi todo no encuentro palabras para expresar todo el amor que siento por ella, gracias a mis compañeros… mis felicitaciones a la Dra. Celeste por su buena gestión. ¡Salud y vida!”.

    Joel Herrera (jubilado – 31 años de servicio – Superintendente de Seguros Adjunto), “Es una gran escuela, yo la señalaría como una universidad donde, los que le pusimos empeño, aprendimos de ella y de tanto personajes valiosos que la dirigieron. Yo se lo debo todo, mi formación profesional y gracias a esa formación aun me mantengo activo en el mercado asegurador”.

    Isaura García (jubilada – 27 años de servicio – Dirección de inspección y fiscalización): “Crecimos como profesionales  y como seres humanos durante tantos años de vivencias en nuestra querida Superintendencia y es tanto así que esa familia que conformamos aun se mantiene”.

    Miriam Monsalve (jubilada –33 años de servicio – Oficina de Gestión Administrativa): “Un feliz cumpleaños a nuestra Superintendencia, 62 años es relativamente joven, que Dios proteja y bendiga a esta gran institución, en la cual crecí en conocimiento y aprendizaje.”

    Mirna Lozano (jubilada – 31 años de servicio – Oficina de Gestión Humana): “Le agradezco a este organismo, concluir con mi última etapa laboral… gracias la Superintendencia y en especial a la máxima autoridad, por los beneficios que actualmente recibimos, le deseo muchos años de éxito en el campo asegurador”.

    Tomas Mejías (jubilado –  6 años de servicio –Dirección de Legal): “Ciertamente la Superintendencia es una escuela, al menos lo fue para mí, ingrese en ella en marzo de 1975, casi recién graduado, inmediatamente absorbí su riqueza, su inagotable fuente de experiencia humana y de conocimiento que me guiaron en el transcurso de mi vida”.

    Morelia Corredor (jubilada como Superintendente de Seguros): “Para mí la Superintendencia de la Actividad Aseguradora fue no solo mi escuela, sino uno de mis sueños. Me establecí como meta trabajar allí, desde que escuché hablar de ella -por el año 67-, cuando cursaba tercer año de actuarial en la UCV. Me ilusionaba mucho formar parte de un organismo que cumplía una función social, protegiendo a los asegurados y velando por la solvencia de un sector tan importante como el asegurador. Dios me lo concedió, me siento orgullosa de haber pasado tantos años allí y feliz de haber compartido tareas con tanta gente valiosa al servicio de nuestro país”.      
     
    NS/PrensaSudeaseg